Lesiones de rodillas en mujeres por práctica deportiva

Posted · Añadir comentario
Lesiones de rodilla

Orthopedica, Clínica de la Rodilla

Las mujeres son por regla general más propensas a las lesiones de rodilla que el hombre, y existen razones de peso de origen anatómico y de formación.

Se refiere a cómo se constituyen en sus cualidades físicas comparadas con el hombre. Existen dos grandes factores, uno es el de la musculatura menos desarrollada y el de la pelvis mas ancha que en el hombre, pues esta característica le permite a la mujer el paso del producto a través de su pelvis, contrariamente a la del hombre que es estrecha. La pelvis ancha da una distancia alejada del centro mientras que los fémures compensan dirigiéndose a la línea media.

Esta razón puramente mecánica pone a la mujer en un handicap a la hora de jugar fútbol o básquetbol, deportes caracterizados como de contacto o violentos. Estadísticamente la lesión del ligamento cruzado anterior es seis veces más frecuente en la mujer que en el hombre. Otra de las razones es que la masa muscular es menos desarrollada y por lo tanto tiene menos control en los momentos considerados claves que pueden durar centésimas de segundos, y que al no responder con la fuerza necesaria dada la inercia, la disipación de la fuerza se va contra los ligamentos, meniscos y cartílago.

Es pues, sumamente importante concentrarse en las zonas de focos rojos para precisamente resolver de manera preventiva estos riesgos que ciertamente amenazan a una incipiente atleta.

¿Que se debe hacer?

Lo primero y más importante es tener la información de porqué pasa y con ello se encuentra la solución al respecto.

Es vital que tanto hombres como mujeres tengan una preparación previa en el gimnasio, que es como una oficina general donde se preparan todo tipo de deportes, como una base o tronco común. Se sabe que la rodilla es una tendencia a lesionarse en el sexo femenino, por lo tanto, estamos obligados a generar contra medidas para evitar estas rupturas de ligamentos y lesiones de rotula, que por la alineación mecánica es la mujer sujeto de desventajas mecánicas al respecto.

Para iniciar un deporte de contacto, es importante estimular dos cosas: la fuerza y la la propiocepción. La fuerza se estimula paulatinamente a través de ejercicios de resistencia con aparatos que actualmente han evolucionado para imitar las fuerzas que en la naturaleza se dan; y así, en vez de lesionar el músculo o la articulación, dan una resultante positiva en fuerza y control. La segunda es la propiocepción o capacidad  de saber dónde se encuentra un miembro sin necesidad de verlo.

La propiocepción es importantísima para el control del miembro pélvico o la pierna, muslo y rodilla. Es muy importante tener al alcance un gimnasio donde poder desarrollar facultades musculares y de coordinación que nos protejan de las fuerzas biomecánicas de solicitación, las cuales pueden llegar a los cientos de kilos en un segundo en alguna articulación dada.

Quizás como corolario lo más importante aún es la actitud de la atleta  o la deportista amateur que por placer busca en el deporte la realización de sus aspiraciones, o simplemente buscar una mejor figura, una vida más relajada y un motivo para estar más saludable.